Conoce todo acerca del robo millonario a bancos nacionales: consecuencias del delito y el “nuevo” modus operandi utilizado

in Nacional

El Banco de México (Banxico) confirmó que, por medio de un ciberataque, hubo un robo millonario a bancos comerciales a finales de abril y los usuarios todavía estamos viviendo repercusiones al momento de hacer transferencias electrónicas. Esto es lo que se conoce hasta el momento del hecho.


 

¿Cómo fue? El hackeo no fue dirigido al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), sino a las aplicaciones o plataformas con las cuales las instituciones financieras se conectan al SPEI. Desde bancos, los ciberdelincuentes enviaron órdenes para mover dinero a cuentas falsas en otras entidades bancarias y cómplices sacaron los retiros en efectivo en docenas de sucursales. No se descarta que los hackers hayan recibido ayuda desde adentro de los bancos. Las autoridades aseguran que el ataque fue contenido.

¿Qué bancos fueron afectados? Lorenza Martínez, directora del Sistema de Pagos del Banco de México (Banxico), reportó que cinco grupos financieros mexicanos fueron afectados. Banorte es el único banco que ha reconocido que fue víctima del ataque, pero se ha sabido que también Citibanamex y BanBajío están entre los involucrados. Banxico también señaló que una casa de bolsa pequeña fue perjudicada.

 

¿Cuánto fue robado? Aunque la investigación sigue por medio de un análisis forense virtual y las autoridades no han fijado una cifra oficial, ha trascendido que el monto sustraído podría ser de entre 300 y 400 millones de pesos. Aunado a esto, según el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Marcos Martínez, algunas de las transacciones hechas por los hackers fueron bloqueadas y el dinero no pudo ser retirado.

 

¿El dinero de los usuarios fue tocado? Tanto Banxico como la ABM han señalado que en ningún momento el dinero de los cuentahabientes fue tocado y que las futuras transacciones están seguras.

 

¿De quién era el dinero robado? De los bancos. Con las operaciones que hicieron los hackers no tocaron el dinero de ninguna cuenta personal, sino que sustrajeron dinero de las cuentas de las empresas financieras en Banxico. No obstante, los bancos cuentan con seguros que cubren justamente los ataques cibernéticos, por lo que aparentemente no tendrán pérdidas.

 

¿Qué consecuencias hay? Debido a las medidas que se implementaron tras el ciberataque, para los usuarios comunes hay básicamente dos consecuencias:

  1. Transferencias lentas. Los bancos tuvieron que mudarse a un sistema alternativo al SPEI, el cual si bien es más seguro, es más lento. Es por esta razón que en los últimos días, las transferencias han tomado más tiempo del habitual.
     
  2. Retiros de hasta $50,000. Banxico ordenó que las transferencias mayores a 50,000 pesos sean validadas por los bancos, por este motivo, si te llegan a hacer un depósito mayor a esa cantidad y deseas retirarlo en ventanillas bancarias, sólo te entregarán hasta 50,000 ese mismo día y deberás esperar 24 horas para sacar el resto.

Modus operandi

En el ataque cibernético sobre el sistema financiero los ‘hackers’ utilizaron un nuevo modus operandi, en el cual contactaron a clientes reales de la banca a quienes ofrecieron un porcentaje de los recursos obtenidos de manera ilícita a cambio de aceptar depósitos en sus cuentas.

De acuerdo con información de El Financiero, las autoridades financieras informaron a las instituciones bancarias que además de que se encontraron cuentas recién abiertas por los ciberdelincuentes para sustraer los recursos que obtuvieron de las cuentas concentradoras, también se detectó que éstos ofrecieron a comerciantes y proveedores un pago a cambio de aceptar recibir trasferencias a sus cuentas bancarias y de esa forma retirar el efectivo.

El modus operandi de los ciberdelincuentes, según instituciones que en el pasado han sido afectadas, es parecido, ya que se duplican las órdenes de SPEI, se abren cuentas o se envían a instrumentos de personas a las que les roban la identidad al abrir cuentas a su nombre para sustraer el dinero.

El Banco de México y la Asociación de Bancos de México (ABM) reconocieron que el ataque cibernético que sufrió el sistema de pagos no tiene precedente.

Ambas instituciones trabajan de forma coordinada para incrementar las medidas de seguridad, tanto en sus conexiones con el SPEI como en la forma en que se retiran los recursos en ventanilla de las sucursales bancarias, por lo que entrará en vigor esta semana el tope de los 50 mil pesos para retirar efectivo.

Foto de portada por: Web

Alan Elizalde

Related Posts

Somos el periódico digital urbano de actualidad, información de primera mano para mentes de primer nivel.

Cultura, política y periodismo ciudadano con rigor digital para Tiemposmodernos.

Anúnciate: contacto@tmposmodernos.com

Llámanos:

71 59 50 24 Redacción
71 59 50 52  Dirección General

Síguenos en @Tmposmodernos

Todos los derechos reservados.  CopyRight 2017 TMposmodernos.com

}