Nicaragua vive un periodo de crisis política y humanitaria

in Mundo

El número de muertos en Nicaragua continúa en aumento, el pasado domingo, un sangriento asalto a los manifestantes por parte de la policía y las fuerzas paramilitares pro gubernamentales dejó sin vida a 31 civiles, cuatro policías y tres miembros de los grupos afines al presidente Daniel Ortega.

Este fue el recuento de cadáveres más elevado desde que comenzaron las manifestaciones pro democráticas el 18 de abril. En total ya van más de 300 muertes, según los observadores de derechos humanos.

Hay informes confiables que hablan de disparos por parte de francotiradores contra algunas de las protestas civiles pacíficas. Ante esta situación el presidente Ortega declarara en un mitin, el sábado, su inequívoco rechazo de la principal propuesta de compromiso para resolver la crisis de Nicaragua.

Ortega emitió una proclama declarando a sus oponentes como “terroristas” y cancelando cualquier conversación política hasta que el “grave problema del terrorismo, la inseguridad y la violencia haya sido abordado y resuelto de una manera confiable”.

Los manifestantes en Nicaragua han bloqueado carreteras clave con pesadas barricadas, la misma táctica que utilizaron los oponentes a la antigua dictadura de Somoza (también lo hizo el frente sandinista de Ortega).Pero el régimen de Ortega está forzando a sus oponentes a la huelga y a la desobediencia civil, y esa situación está afectando a la economía nicaragüense.

Sin embargo, el gobierno es responsable de la gran mayoría de las muertes y lesiones. Contrariamente a la propaganda del régimen, la oposición sigue siendo abrumadoramente pacífica y desarmada. El único terrorismo hoy en Nicaragua es el de tipo oficial.

El 5 de julio, justo antes del último episodio de violencia, el gobierno de Trump anunció sanciones económicas contra tres de los principales tenientes de Ortega, quienes, según el Departamento de Estado, “han estado involucrados en graves abusos contra los derechos humanos o involucrados en corrupción”.

El dictador de Nicaragua parece que está intentando demostrar que las democracias de la región están demasiado distraídas por otras cuestiones, como la transición política en México, y evitar que escale el conflicto.

Related Posts

Somos el periódico digital urbano de actualidad, información de primera mano para mentes de primer nivel.

Cultura, política y periodismo ciudadano con rigor digital para Tiemposmodernos.

Anúnciate: contacto@tmposmodernos.com

Llámanos:

71 59 50 24 Redacción
71 59 50 52  Dirección General

Síguenos en @Tmposmodernos

Todos los derechos reservados.  CopyRight 2017 TMposmodernos.com

}