México es el segundo país del mundo con más asesinatos a la comunidad trans: ASILEGAL

in Mundo LGBT

Con al menos 202 asesinatos de personas LGBT entre 2014 y 2016, los crímenes de odio contra el colectivo persisten en México en un promedio de seis homicidios al mes, ensañándose especialmente contra las mujeres transexuales.


En este trienio, fueron unos 67 asesinatos por año, y en total 108 mujeres trans (travestis, transgénero y transexuales), 93 hombres gays y una mujer lesbiana, de acuerdo con el reporte anual de la ONG Letra S, que elabora a partir de un monitoreo a medios de comunicación.

Esta es la primera ocasión en que las mujeres transexuales superan en número al de hombres gays asesinados y además se identifican nuevas formas de actuar por parte de los homicidas.

“Los crímenes de odio empiezan a tomar otra motivación. Antes no veíamos este tipo de crímenes, como suceden en Estados Unidos o Europa, en los que se ataca en pandilla”, explicó a Efe el director ejecutivo de Letra S, Alejandro Brito, en el Día Internacional contra la Homofobia, Lesbofobia, Bifobia y Transfobia.

De acuerdo con el activista, hay una serie de patrones de violencia según la orientación sexual o identidad de género.

Los hombres gays son a menudo víctimas de ladrones -incluso hay bandas especializadas en ello- que lo contactan y seducen en persona o por internet para, una vez en su casa, llevarse sus pertenencias y matarlos.

“El criminal no solo se conforma en robarle, lo mata y lo hace con saña, con una brutalidad extrema, como si estuviera castigando su orientación sexual”, indicó.

En el caso de las mujeres transexuales, la violencia se agrava todavía más. “Sus cuerpos son encontrados en la vía pública, en terrenos baldíos” y presentan disparos de armas de fuego, señaló.

Paulett, una reina de belleza trans del estado occidental de Nayarit, fue hallada muerta el 29 de julio pasado en Irapuato (Guanajuato) después de semanas buscándola. Estaba en un descampado, calcinada.

En junio de 2015, en el norteño estado de Chihuahua, hallaron asesinada a una transexual con disparos, huellas tortura y envuelta en una bandera de México.

Según el informe de Letra S, al menos 33 víctimas (16 %) presentaban señas de tortura, y unas 15 (7 %) signos de violencia sexual.

“Encuentran las víctimas ligadas, amarradas, con quemaduras de cigarro (…). El porcentaje es bajo, pero creemos que no todos los medios lo reportan”, afirmó Brito.

El estado de Veracruz, en el oriente de México, es el más mortífero para la comunidad lésbico, gay, bisexual y transexual (LGBT), con 22 asesinatos, seguido del Estado de México y Quintana Roo, con 15 casos, y Chihuahua, con 14 homicidios.

Entre las víctimas se identificó a seis activistas defensores de derechos humanos, tres migrantes trans de Centroamérica (Guatemala y Honduras) y a seis hombres gays con VIH, si bien se desconoce si estas características pudieron motivar los homicidios.

Únicamente se identificaron a 64 posibles responsables, una tercera parte del total de asesinatos.

A menudo, los asesinatos LGBT son calificados como “crímenes pasionales”, y los investigadores “hacen cuadrar” las pruebas con sus “hipótesis con prejuicios” para poder cerrar el casos, indicó el activista.

En los dos últimos años, 202 personas fueron asesinadas en México por su orientación sexual o identidad de género. Nuestro país ocupa el segundo lugar a nivel mundial, sólo por debajo de Brasil, en homicidios contra miembros de la comunidad trans, documentó la organización Asistencia Legal por los Derechos Humanos (ASILEGAL).

A pesar de que organizaciones civiles y algunos gobiernos impulsan un marco normativo a favor de los derechos para la comunidad LGBT, seis de cada diez mexicanos están en contra del matrimonio igualitario y siete de cada diez rechazan la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, según reveló una encuesta de Parametría.

Incluso a nivel de personajes famosos se encuentra la discriminación, como el presidente del Consejo Mexicano de la Familia, Juan Dabdoub, fue censurado ampliamente por taparle la boca de una mujer que quería cuestionarlo por su autobús “homófobo”.

O el caso de Bianca Sierra y Stephany Mayor, integrantes de la Selección Mexicana, revelaron a The New York Times que tuvieron que irse de México para sentirse aceptadas, en un reportaje que relata cómo su entrenador, Leonardo Cuéllar, les pidió ocultar su relación…

Foto de portada por: Sipse

AIES

Related Posts

Somos el periódico digital urbano de actualidad, información de primera mano para mentes de primer nivel.

Cultura, política y periodismo ciudadano con rigor digital para Tiemposmodernos.

Anúnciate: contacto@tmposmodernos.com

Llámanos:

71 59 50 24 Redacción
71 59 50 52  Dirección General

Síguenos en @Tmposmodernos

Todos los derechos reservados.  CopyRight 2017 TMposmodernos.com

}