Se aprueba revisar controversia constitucional en contra de la Ley de Seguridad Interior

in Nacional

 

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dio paso al primer recurso que se presentó en contra de la Ley de Seguridad Interior, la controversia constitucional, en la que el ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo elaborará el proyecto de resolución.

El máximo tribunal analizará si dicha legislación aprobada recientemente por el congreso, vulnera los derechos humanos y sí algunos de sus artículos violan la Constitución.

 

 

Dicha controversia constitucional fue presentada por Esperanza Estela Chilaca, síndica del estado de Puebla, ”en representación del referido municipio, contra las cámaras de Diputados y Senadores del Congreso de la Unión, el Poder Ejecutivo federal y el director del Diario Oficial de la Federación, en la que impugna y demanda la invalidez de la Ley de Seguridad Interior”.

La Ley de Seguridad Interior fue publicada el pasado 21 de diciembre en el Diario Oficial de la Federación. Con la aprobación del ministro presidente de la SCJN, Luis María Aguilar Morales, el asunto fue turnado al ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo como instructor del procedimiento.

 

¿Qué es una controversia constitucional?

Una controversia constitucional es un proceso jurisdiccional seguido ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación como instancia única en la que se dirimen conflictos de constitucionalidad o de legalidad surgidos a partir de las distribuciones competenciales en los distintos órdenes jurídicos o derivados del principio de división de poderes.

Es un juicio que se promueve ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para resolver los conflictos que surjan entre poderes federales, poderes de los estados, órganos de gobierno del Distrito Federal (hoy Ciudad de México), o entre los órdenes de gobierno federal, estatal, municipal o de la Ciudad de México, por invasión de competencias o por cualquier tipo de violación a la Constitución Federal, por parte de los órganos señalados. Se le considera un procedimiento de control de la regularidad constitucional.

El promovente plantea la existencia de un agravio en su perjuicio cuando un poder o autoridad realiza un acto o emite una disposición de carácter general como son una ley, un reglamento o un decreto, y con ello ejerce funciones que le corresponden a otro poder o nivel de gobierno. Pueden ser impugnados todo tipo de actos de autoridad y normas de carácter general, excepto en lo relativo a la materia electoral.

La controversia tiene como finalidad primordial fortalecer el federalismo y garantizar la supremacía de la Constitución. Cabe señalar que el Poder Judicial de la Federación no está facultado para iniciarlos como parte. Asimismo, no es posible iniciar controversias constitucionales en contra del Poder Judicial de la Federación ni de los órganos que lo integran.

En la Cámara de Diputados se contempla que el legislador que pretenda interponer una demanda de controversia constitucional deberá presentar solicitud por escrito ante la Junta de Coordinación Política la cual solicitará a la Mesa Directiva que el área jurídica de la cámara emita, en un plazo no mayor de cinco días, una opinión técnica sobre los argumentos para la procedencia o improcedencia de la misma. En caso de ser procedente se someterá a votación del Pleno. Asimismo, el presidente de la Mesa Directiva podrá, por sí mismo, presentar demanda de controversia constitucional cuando lo estime necesario para defender los intereses de ésta.

OCMC

 

 

 

 

 

Related Posts

Somos el periódico digital urbano de actualidad, información de primera mano para mentes de primer nivel.

Cultura, política y periodismo ciudadano con rigor digital para Tiemposmodernos.

Anúnciate: contacto@tmposmodernos.com

Llámanos:

71 59 50 24 Redacción
71 59 50 52  Dirección General

Síguenos en @Tmposmodernos

Todos los derechos reservados.  CopyRight 2017 TMposmodernos.com

}