Son más que alcantarillas, cada diseño es único y es parte de la historia japonesa

in Snap News

En muchas zonas turísticas y comerciales de Japón podemos hallar vistosas tapas de alcantarilla decoradas con diseños representativos de personajes conocidos y enclaves históricos japoneses. El atractivo se volvió turístico cuando en el 2016 unas cartas llamadas Manhole Cards desataron un boom impresionante.



Las llamativas coladeras de diseño japonesas gustan en todo el mundo. Sin embargo, pocos conocen las destacables funciones de los componentes de la tapa que quedan escondidos bajo el asfalto.

Alrededor de mil 700 municipios japoneses han instalado alcantarillas personalizadas y coloridas, hierro fundido decorado el cual no sólo sirve para embellecer los espacios públicos; también ayuda a evitar accidentes durante las temporadas de lluvias torrenciales que suelen azotar al país del sol naciente.

Cada vez es más común ver imágenes a través de redes sociales donde el chorro de agua pelea con las alcantarillas para salir a la superficie, pero no lo logran.

Yamada Hideto, miembro del comité ejecutivo de Gesuidō Kōhō Platform (GKP, Plataforma de Información del Alcantarillado), dijo que la idea fue por una iniciativa del Ministerio de Territorio, Infraestructuras y Transportes.

GKP es sólo uno de las empresas que participan en este proyecto de promoción del alcantarillado en el cual colaboran Gobiernos locales, empresas que gestionan aguas residuales y medios de comunicación de todo Japón.

La palabra manhōru, con la que se conocen las tapas de alcantarilla en japonés, en realidad designa la cavidad vertical por la que se accede al alcantarillado para las inspecciones y las reparaciones de sus instalaciones subterráneas.

Lo que vemos en el suelo de la calle es solo la tapa, que es mucho más que un simple trozo de metal circular. La estructura de la tapa se compone de cinco elementos: la tapa en sí (placa superior), el brocal, la bisagra robusta y el cierre que los unen, y la escalera anticaída con bloqueo.

Gracias a su diseño, las tapas de alcantarilla no se desenganchan nunca aunque las aguas subterráneas se desborden. Además están pensadas para que, en el raro caso de que la presión las arranque, la escalera evite que alguien se caiga dentro, incluso si la calle se inunda y no se ve el suelo, es imposible colarse por el agujero de una alcantarilla que haya perdido la tapa las cuales están decoradas y cada una es un tema diferente alusivo a las tradiciones niponas.

CCJ

Related Posts

Somos el periódico digital urbano de actualidad, información de primera mano para mentes de primer nivel.

Cultura, política y periodismo ciudadano con rigor digital para Tiemposmodernos.

Anúnciate: contacto@tmposmodernos.com

Llámanos:

71 59 50 24 Redacción
71 59 50 52  Dirección General

Síguenos en @Tmposmodernos

Todos los derechos reservados.  CopyRight 2017 TMposmodernos.com

}